“Operación Viento Blanco”: Prefectura y Gendarmería desbarataron una banda narco con conexiones internacionales

En un megaoperativo realizado gracias a intensas tareas de investigación, personal de la Prefectura Naval Argentina y la Gendarmería Nacional Argentina desarticularon una organización criminal trasnacional, detuvieron a ocho personas y decomisaron un cargamento multimillonario de más de 783 kilos de cocaína.

La “Operación Viento Blanco” se dio en el marco de una investigación a cargo del Dr. Diego Iglesias y de la Fiscal Coadyuvante Dra. Patricia Cisnero, por ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal N° 2 de la Ciudad de Lomas de Zamora, que origino el desprendimiento de medidas judiciales a raíz de haberse detectado maniobras por parte de algunos integrantes de la organización criminal, en un complejo de cabañas de la localidad neuquina de Caviahue.

En ese contexto, se interceptaron tres vehículos que salieron de las mencionadas cabañas, dentro de las cuales se hallaron 700 panes de cocaína ocultos en bolsos y paneles de los rodados, por un valor de 15 millones de dólares.

Además, se secuestraron dos equipos de comunicación satelital y dinero en efectivo en moneda nacional y divisas internacionales.

Consecuentemente, se realizaron ocho allanamientos simultáneos en la ciudad de Córdoba, CABA y la provincia de Buenos Aires, en los cuales se secuestraron vehículos, más dinero en efectivo, cartas náuticas y otros dispositivos electrónicos importantes para la causa (celulares, laptop, sistemas de comunicaciones HT, etc.), arrojando un aforo total de 22 mil millones de pesos.

En ese sentido, como resultado del trabajo articulado y conjunto entre ambas fuerzas dependientes del Ministerio de Seguridad de la Nación, se siguió la pista de una organización criminal internacional dedicada al narcotráfico marítimo.

La presente investigación, se dio en el marco de la cooperación internacional entre el MAOC-N (Centro de Análisis contra el Narcotráfico Marítimo) y la Prefectura, a través del Proyecto SEACOP (colaboración entre puertos), y el intercambio de información con la Policía Federal de Brasil, la División Investigaciones de la Prefectura Nacional Naval de la República Oriental del Uruguay, la Secretaria Nacional Antidrogas (SENAD) de la República del Paraguay y la Policía Nacional de España.