Nuevos testimonios y diligencias: Se sumaría otra versión sobre el faltante de dinero en la Jefatura Uruguay

Los días van transcurriendo desde la denuncia ante la Justicia por el supuesto delito de peculado en la Jefatura Departamental Uruguay, que movilizó al mismos ministro de Seguridad, Dr. Néstor Roncaglia, quien inmediatamente dispuso el pase a disponibilidad del jefe Departamental, comisario mayor Ramón Albornoz y ordenó la intervención de un equipo de control de gestión y proceda a inspeccionar la documentación obrante en la dependencia en cuestión.

La causa recayó en manos de la Fiscal Albertina Chichi, quien inició la IPP y (como lo confirmara 03442) convocó a Albornoz para que designe abogado defensor, trascendiendo que por el momento se harían la instrucción penal por supuesto peculado, por un faltante de dinero por la suma aproximada de 6.391.411 pesos.

03442 logró de manera extraoficial, conocer que el comisario mayor Albornoz, todavía no fue llamado para declarar como imputado, pero se supo que su representación legal habría cambiado en las últimas horas y esta sería ejercida por el doctor Alejandro Felipuzzi.

Es importante tener en cuenta que la cifra faltante surge de un análisis a priori de la documentación y arqueo de caja del Casino y Círculo Policial y el acta de entrega del Casino de Oficiales y Comisión Círculo Policial Personal de la Jefatura Departamental.

De acuerdo a lo averiguado, hasta el momento se tomaron 3 testimoniales a los tesoreros y sub jefa, comisario inspector Piccini y están citados 3 nuevos testigos para los próximos días que serían secretarios de jefes.

Por otra parte, 03442 pudo confirmar que este martes la fiscal solicitó una constatación del despacho sub jefe, con la participación de la División Criminalística.

La fiscal aun deberá reunir estos testimonios faltantes y sumarles los informes que enviarán desde Asuntos Internos, en Paraná, tras lo cual (a su criterio) podría estar en condiciones de llegar a imputar.

Respecto al faltante de dinero, hay versiones que sostendrían que no se trataría de un apoderamiento ilegal del mismo, sino que el mismo pudo ser usado para cubrir deudas a la espera de partidas, situación que seguramente deberá demostrar el representante legal de Albornoz.

Nota Pablo Bianchi/03442 Noticias