Cansados de los pozos compraron brosa entre todos

Cuando los reclamos se hacen esperar, es momento de encontrar soluciones de otra manera y esto fue lo que hicieron un grupo de vecinos del Barrio 48 Viviendas junto al viejo hospital Urquiza.

El desastroso estado de calle Puchulu, llena de pozos muy profundos que producían roturas o descastes en ruedas y suspensión de vehículos, sin olvidar lo que dificulta el paso de motos o bicicletas, llevaron que decidieran comprar brosa y “reparar” de alguna manera la calzada.

Con una colecta entre la gente se recaudó la suma de 45 mil pesos, para comprar 2 m3 de este material y con la colaboración de algunos de los vecinos, se emparejó de alguna manera la calle, solucionando de manera particular lo que no se lograba con los reclamos.

“Algo es algo. Así al menos no dañamos los autos y colaboramos para quienes llegan al barrio como ser ambulancias, remises o mensajeros. No recibimos la respuesta del municipio y al menos entre todos se hace más fácil, más allá de que pagamos los impuestos para el mantenimiento. Ahora esperamos que vengan y cambien las luminarias porque esto solo “beneficia” a los chorros y también que Telecom venga a cambiar el poste quebrado en la gran tormenta de hace casi 5 mes y que en cualquier momento cae sobre algún auto o persona”, dijo uno de los vecinos del barrio.