Se presentarán dos obras teatrales este fin de semana en Colón

La dirección de Cultura y Educación de Colón sigue presentando una variada agenda de actividades en la Casa del Bicentenario.

El viernes a las 21,30 se presentará “Mi Mujer es un Plomero” de Hugo Daniel Marcos, a cargo de MD Producciones.

Desde la organización se invita a compartir “este espectáculo que apunta a un público que desea pasar un momento agradable, con mucho humor”

Las entradas tienen un valor de $800 anticipada – $1000 en puerta.

Por mayor información los interesados pueden contactar al 3447 64-2014.

Coby perdió a su mujer hace un año y medio en un accidente e intenta rehacer su vida sin poder superar el trauma. La historia comienza cuando Coby amanece con una extraña durmiendo en su sofá, quien le asegura que él la invitó a alojarse por unos días.

Luego descubre una pérdida de agua en su departamento, para lo cual llama a un plomero, pero éste toca unos cables y la descarga eléctrica lo mata.

Minutos después reacciona, pero en él se ha encarnado Daniela, la difunta mujer de Coby, quien, a pesar de estar en el cuerpo del plomero, quiere demostrar que es la esposa y desea retomar su vida de casada.

La casa de Coby pasa a ser la casa del pueblo. Entradas y salidas permanentes caracterizan esta comedia de enredos que atraen e insertan al espectador en más de una hora de distracción absoluta.

El sábado a las 22 (con funciones también los días 3 y 4 de marzo) se presentará la obra “Mariposas después de la lluvia”, una pieza de Rafael Nofal, con dirección de Beatriz Córdoba y actuaciones de Pablo Busquet y Beatriz Córdoba.

La entrada tiene un valor de $1200 y por mayor información los interesados pueden contactarse al 3447 52 71 38.

Un encuentro en la calle, en tres momentos, entre el amanecer y el anochecer de un mismo día, de dos marginados en disputa con una sociedad que los excluye, rechaza, persigue y hostiga.

La Mujer, una loca que vive en una vereda esperando desde hace ya veinte años a su marido que se lo llevaron, y Jorge, un gay que ha dejado su pieza de pensión porque encuentra a su pareja con otro.

Triple marginación en una sociedad tradicionalista y reaccionaria:

La de los sin casa por su condición de pobreza.

La de quienes han enloquecido por el sufrimiento (social, histórico).

Y la de los perseguidos por sus diferencias de género.