Rocamora bajó a Racing y arrancó con el pie derecho

Tomás de Rocamora se impuso este viernes 96-86 a Racing de Chivilcoy en un partido que fue reñido hasta el final y donde el puntero de la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol dejó su racha ganadora. José Antonio Peralta fue la figura del juego con 21 puntos y 11 rebotes, seguido en el goleo por Alejo Barrales con 17 unidades. En el Rojo el de valoración más alta fue Galo Impini quien sumó 19 puntos, en tanto que Tomás Verbauwede terminó con 17 y 10 rebotes.

Quedaban 2:52 minutos para finalizar el juego y Rocamora había tomado una distancia de 14 puntos que parecía casi decisiva a esa altura de la noche. Pero Racing, el líder indiscutido de esta Conferencia Sur, no bajó los brazos; le tiró toda la presión, lo obligó a cometer errores y se puso a cinco puntos. Por fortuna Rocamora logró algo de serenidad y desde la línea después fue sellando un resultado más que valioso.

El partido fue intenso a lo largo de sus 40 minutos. Así lo jugaron desde que saltaron a la cancha, sin poder ninguno despegarse del otro por más de dos o tres puntos. Racing quiso hacerse fuerte desde el arranque y llevó el dominio hasta escaparse por siete puntos (13-20). Pero tras un pedido de minuto de parte del local llegaron triples de Tarragó y Cavallín, hubo un positivo ingreso de Matías Caire y el tablero cambió de dueño (21-20). Al primer descanso se marcharon 23-21.

Ortiz inauguró el segundo cuarto con un triple pero después fue el local el que se plantó mejor y con un valioso aporte de hombres de la casa como Impini, Verbauwede y Catalín tomó una ventaja de 10 puntos (38-28). D’Ambrosio usó un tiempo muerto para acomodar un poco las piezas y el partido volvió a tener cierta paridad. Rocamora tuvo un buen cierre y se marchó arriba 47-38 de cara al segundo tiempo.

El inicio del tercer período fue más impreciso, de entrada empujó Racing con el manejo de Barrales y el goleo de Stucky para ponerse ahí nomás (54-50). El trámite se hizo cortado, con varias faltas y antes de la mitad del cuarto los dos estaban en penalización. En la segunda mitad volvió a tomar las riendas Rocamora a partir de un par de acciones más que positivas de Caire: asistencia a Quigley, robó y asistencia a Cavallín y un doble que dejó el tablero 69-56. De cara al último cuarto quedaron 71-57.

Racing achicó a 10 puntos la brecha en el inicio del último cuarto, metió presión y complicó al igual. Rocamora volvió a tomar aire con triples de Caire y Ferraría (79-65). Fue llevando el juego el Rojo hasta esos casi tres últimos minutos donde la diferencia de 14 puntos se achicó a cinco (90-85) y se generó cierta preocupación. Pujol usó sus tres tiempos muertos en ese lapso, fue corrigiendo sobre la marcha y el equipo supo aguantar la embestida. Los tiros desde la línea fueron ayudando después a cerrar el juego para conseguir la primera alegría del año ante un enorme rival.

 

Mauricio Galarza

Prensa Rocamora

Fotos: Carlos GustavoLozano