La macabra historia del entorno familiar: Se recupera en hombre apuñalado en el ojo por su propio hijo

El doctor Sebastián Blanc pediría la PP.

Sin dudas el hecho de sangre ocurrido en horas de la noche del pasado viernes en la ciudad de Colón, en el cual un joven apuñaló brutalmente a su propio padre dejándolo ciego, es un incidente al que se llega desde un pasado traumático y se convierte en una historia macabra que bien puede ser llevado a un libro policial. Este lunes la Fiscalía solicitará la prisión preventiva del detenido por el homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa.

Como se recordará, cerca de las 23:00 horas de es día, un joven de 22 años atacó a puñaladas a su propio padre, hiriéndolo gravemente a tal punto que todo indicaba que el desenlace podía ser fatal.

Más allá de esto, la víctima (Daniel Castro de 42 años de edad) comenzó a recuperarse y en las últimas horas, tras ser reevaluado se encuentra estable hemodinámicamente, muy dolorido y con antibioticoterapia. De acuerdo al informe médico, se lo extubo y actualmente está con tubo de tórax oscilante con escaso débito serohemático, buena entrada de aire bilateral y se evalúa una posible derivación a centro de mayor complejidad oftalmológica.

Más allá de todo esto, la víctima del ataque quedó ciega, ya que su hijo lo apuñaló en varias partes, pero una de estas puñaladas la asestó en el ojo izquierdo, destacándose que este hombre ya no veía con su ojo derecho, el cual perdió por un brutal golpe anterior.

La historia de familia

Sin lugar a dudas, el incidente que se produjo el pasado viernes, no es una casualidad y a este se llega con una serie de antecedentes que tenían estas personas, Jonathan Castro de 22 años y Rubén Daniel Castro, (hijo y padre).

Según se pudo establecer, en el caso de Rubén Daniel Castro (padre) este contaba con antecedentes y sería un hombre que estuvo detenido por un hecho de tentativa de homicidio en perjuicio de un tío y la relación con su hijo Jonathan no sería la mejor, más allá de que ambos vivían juntos.

Por su parte este joven cuante con un importante historial penal y ya tuvo incluso una condena a tres años de prisión condicional que todavía no terminó de cumplir.

Respecto a como ocurrió este brutal incidente, señalaron que en ese momento había con ellos una mujer y que se cortó la luz, generando el reclamo de Daniel a su hijo, ya que le recriminó haber tocado un cable y generar el desperfecto. De ahí en más la discusión que escucharon los vecinos y que terminó de esta manera, pero lo lamentable es que todo fue una equivocación del hombre agredido, ya que el corte de luz se debía a un problema en la red de ENERSA en la zona.

Furia salvaje

A tal punto llegó la discusión, que Jonathan tomó una cuchilla y se abalanzó contra la humanidad de su padre y lo tiró al piso quedando sobre este, cuando comenzó a apuñalarlo descontroladamente, situación que fue advertida por un vecino que llegó y fue a separarlos, destacándose que el joven no sufrió ni un rasguño, lo que demostraría que su accionar fue sorpresivo y no permitió a la víctima, acto de defensa alguno.

Tras lo sucedido, la Fiscalía a cargo del doctor Sebastián Blanc ordenó la intervención de Criminalística, secuestrándose distintos elementos entre ellos al menos cuatro cuchillas, constatándose que al momento del incidente se encontraban bebiendo, trascendiendo que estas personas además tendrían antecedentes de consumos de drogas.

Las heridas

Sin dudas el ataque de Jonathan a Daniel, se ve inmerso en una situación extrema y refleja mucho odio o resentimiento, plasmado en al menos cuatro brutales puñaladas ya que la víctima ingresó al nosocomio inconsciente con gran pérdida de sangre, con lesiones constantes en el cráneo, lesiones en tórax parte posterior en omoplato derecho entre 10 y 15 cm, comprometiendo el músculo y lesión en tórax anterior de 3 cm.

La lesión cortante en región temporoparietal izquierda, con estallido de globo ocular izquierdo compatible con objeto duro y de borde afilado en grave estado.

Rubén, por las lesiones sufridas fue intubado y pasó a sala de terapia intensiva, considerándose las heridas de carácter gravísimas. Como dato, este hombre estaba tuerto y por este ataque, quedó ciego.

Respecto al atacante fue detenido y alojado en la Jefatura Colón, acusado el delito de “Tentativa de homicidio agravado” art 80 inc. 1 C.P. (en Flagrancia) en perjuicio de su padre.

Este lunes, tras la imputación, Jonathan Castro será llevado a la Sala de la OGA de Colón, donde el fiscal presentará el pedido de prisión preventiva ante la jueza de Garantías Natalia Cespedes.