GAFESG en conjunto con la Asociación Civil Manos a la Obra Mujeres, llevan adelante la capacitación en albañilería

La Comisión Administradora para el Fondo Especial de Salto Grande en conjunto con la Asociación Civil Manos a la Obra Mujeres, llevan adelante la capacitación en albañilería dirigida exclusivamente a mujeres emprendedoras. La misma, se realizará a través de varios encuentros en distintos clubes de Concordia, donde se llevará a cabo la parte práctica, aportando a la infraestructura de las instituciones deportivas.

El primer encuentro tuvo lugar en el Club Defensores de Nébel, donde se brindó una charla informativa, luego el curso continuará en el Club Comunicaciones Concordia, en ambos, se realizarán trabajos de albañilería para plasmar la parte práctica del curso.

Al respecto, Antonella Ragone, Maestra Mayor de Obra a cargo de la capacitación y lider de «Manos a la Obra Mujeres» sostuvo que «procuramos aportar conocimiento con un sentido práctico, y a la vez complementar esta capacitación con la búsqueda de empleo, para que las chicas cuenten con salidas laborales”.

“Estamos contentos porque nos sentimos escuchados y apoyados por CAFESG, también con los clubes que nos han abierto las puertas y aportan los materiales para que hagamos las obras, que son muy necesarias para ellos” agregó.

En tanto, el vocal de CAFESG, Eduardo Asueta, indicó que «se cumplieron las expectativas, son más de 100 inscriptas, sabemos que el mercado de trabajo es muy contractivo para la mujer en Concordia, es necesario aportar herramientas para que las mujeres, sobre todo aquellas de bajos recursos, puedan insertarse adecuadamente”.

“Además queremos colaborar con nuestros clubes, en obras y también en el fortalecimiento de su rol social, por eso apostamos a ellos para estas actividades» finalizó el funcionario de CAFESG.

Por último, el presidente del Club Defensores de Nébel, Leonardo Barbosa, indicó que «para nosotros esto nos beneficia en un doble sentido, primero que nos permite profundizar la relación con el barrio y la comunidad, porque creemos que los clubes pueden ser instancias de capacitación y por el otro lado nos permite materializar obras por el sólo costo de los materiales, obras que si no contásemos con el apoyo de la parte práctica del curso nos serían imposibles ejecutarlas».