Elevaron a juicio la causa por un brutal crimen en Colón

El doctor Perroud fue el fiscal de ambas causas

El fiscal Nº 2 de la ciudad de Colón, dio por concluida la Instrucción Penal Preparatoria (IPP) que se seguía por el brutal crimen de Gisela Grispi, ocurrido en la madrugada del sábado 21 de noviembre de 2020, en su domicilio de Rufino Mir N° 80 de esa ciudad y presentó el pedido de elevación a juicio.

El caso está bajo el Legajo Nº 2565/2020 caratulado «Martirena Heraldo Rubén S/HOMICIDIO AGRAVADO (DOBLEMENTE AGRAVADO ART 80 INC 1 Y 11)»(agravado por ser la ex pareja y por mediar violencia de género).

El imputado, Heraldo Rubén Martirena, tiene 40 años de edad y es oriundo de Colonia Hugues, departamento Colón, debiéndose destacar que la Fiscalía ordenó su detención inmediatamente de conocido el hecho y así permanece alojado en la Unidad Penal de Paraná.

 

Como se informara oportunamente, el cuerpo de la mujer de 39 años fue hallado en las en el baño de su casa y por el hecho fue detenida su expareja, a quien había denunciado por violencia de género.

El cuerpo de Gisela Grispi, oriunda de la provincia de Buenos Aires, fue hallado en el baño de la planta alta de su casa, y que debido al estado de descomposición en el que se encontraban los restos se complicó para determinar las causas de la muerte, investigación que llevó alrededor de 10 meses.

En su momento el fiscal dijo a los medios que “En cuanto a la autopsia realizada, el resultado no es concluyente por el estado en que se encontraba el cuerpo, ya que la hipótesis que manejamos es que la muerte ocurrió por lo menos tres días antes del hallazgo”, no obstante esto hay testimonios muy importantes que llevaron a la detención del sujeto por el femicidio.

Tras esta instancia, el próximo paso será la audiencia de control de la acusación, en el Juzgado de Garantías de Colón, tras la cual se deberá proceder al sorteo de un juez técnico que intervendrá en lo sucesivo y en el juicio por jurados, autoridades que serán oportunamente elegidas y notificadas.