En Concepción del Uruguay se aplicaron más de 30.000 dosis contra el COVID – 19

Vacunación en el CEF

La campaña masiva de vacunación contra el COVID -19 alcanzó ya las 30.000 dosis aplicadas en la ciudad. El operativo se aceleró en las últimas dos semanas, y el porcentaje de vacunados aumenta rápidamente en Concepción del Uruguay.

El operativo de aplicación comenzó el día 19 de febrero en los geriátricos y ya suman 30.000 dosis y actualmente se aplican en la franja etaria menores de 55 años. Mientras el país transita la segunda ola de la enfermedad, avanza el Plan de Vacunación en todo el territorio argentino y por ende en nuestra ciudad. En los últimos 14 días Argentina duplicó el ritmo de vacunación y tiene su correlato en nuestra ciudad con 15.704 aplicaciones de Sputnik V; 9.823 de Sinopharm, 5.086 de Aztraneca y 340 de Covishield desde el inicio del plan masivo de vacunación en el Centro de Educación Física N°3.

Vale destacar que se aplicaron hasta el viernes pasado, 23.126 vacunas correspondientes a las primeras dosis y 7.831 de la segunda dosis, significando un total de 30.957 dosis para la ciudad.

El Gobierno Nacional ya repartió más de 20 millones de dosis en todo el país. En ese contexto, siguen las jornadas en el Centro de Educación Física (CEF) N°3 donde hay un importante equipo de recursos humanos que aportan desde los centros de salud municipal, provincial y un grupo de jóvenes voluntarios y voluntarias que generosamente se sumaron a la campaña de manera permanente.

La administración de las dosis está a cargo del Hospital Justo José de Urquiza y la logística del operativo a cargo de la Secretaría de Salud y Derechos Humanos del municipio a través los Centros de Salud Municipales y Provinciales.

La convocatoria inicialmente fue de manera telefónica pero actualmente se realiza mediante una aplicación en el celular, al cual se notifica el turno. El criterio de vacunación, con o sin riesgo, siempre es según las edades de manera decreciente. Las personas deben llevar la constancia de convocatoria y el certificado médico que acredite la enfermedad en caso de ser pacientes de riesgo, no basta con la declaración jurada que se completa en la inscripción.