Acto por el Día de la Bandera

Entre medio del frío y de la neblina de la mañana, un nutrido grupo de autoridades, llevó adelante un sencillo, pero sentido homenaje, al creador de la Bandera, héroe y prócer argentino, Gral. Manuel Belgrano.

Considerando el contexto de pandemia, se realizó este domingo por la mañana temprano, el acto de celebración de creación de la Bandera argentina, máximo símbolo patrio de la Nación, y la recordación ante el 201° Aniversario del paso a la inmortalidad de su creador Manuel Belgrano.

La ceremonia, presidida por el intendente Martín Oliva, el Presidente del Concejo Deliberante Ricardo Vales, y el acompañamiento de secretarios y coordinadores generales del Departamento Ejecutivo Municipal, jefes de las distintas fuerzas Armadas y de Seguridad, inició a las 8 de la mañana con el izamiento del Pabellón Nacional, acción que estuvo a cargo de los jefes del Batallón de Ingenieros Blindado 2, Teniente Coronel Diego Margarián y del Jefe de Prefectura de Puerto Prefecto Juan Manuel Gauna y; del Secretario de Cultura, Turismo y Deportes de la Municipalidad Sergio Richard.

El izamiento fue acompañado por el Aurora e interpretado por la banda militar de música del Batallón.

Al término, se dio lectura sobre parte de las acciones y pensamientos de Belgrano, palabra que estuvieron a cargo del Locutor Oficial y Coordinador de Comunicación Ciudadana y Protocolo y posteriormente, la comitiva, se trasladó hasta el Busto de Belgrano, para depositar una ofrenda y honrarlo con un minuto de silencio.

En todo momento, la ceremonia contó con la Guardia de Gastadores con uniformes históricos del Ejército Argentino, símbolo de resguardo a la imagen del prócer.

 

Sobre Belgrano

Las palabras preparadas por el área de Comunicación, hicieron referencia entre otras cosas, al momento en que Belgrano hizo su llegada a Concepción del Uruguay, momentos en que el pueblo se levantó en aplausos y ovaciones para recibir al hombre del momento. Aquel, que por su forma de decir, pensar y actuar, mantuvo siempre intacta su amor a su Patria.

“Un 9 de abril de 1811, muy probablemente en este mismo lugar donde nos encontramos reunidos, hacía su ingreso a Concepción del Uruguay el General Manuel Belgrano, encabezando las tropas que habían combatido en la campaña del Paraguay.

Cuenta la historia, que ese día, el pueblo de Concepción del Uruguay salió a recibir calurosamente a aquellos valientes soldados embarcados en la misión de obtener la adhesión de los territorios del interior al movimiento patriótico.

La pequeña villa alojaba con orgullo, durante algunos días, a quien pasaría a la historia argentina como uno de sus padres fundadores y al prócer que todos los argentinos evocamos con especial cariño.

Belgrano fue un hombre de ideas que decidió tomar las armas por vocación de servicio. Y hoy venimos a rendirle un renovado homenaje no solo por su extraordinario aporte en el campo militar, sino por su visión de la sociedad y la política, que aún conserva singular vigencia…

Belgrano honró a los pueblos originarios, dictó reglamentos que les otorgaba derechos e impulsó un proyecto independentista que abogaba por una monarquía incaica…

Belgrano fue el primero en hablar de género en estas tierras, proponiendo que la mujer acceda en igualdad de condiciones a los tres niveles de la enseñanza…

Belgrano era un convencido de que la economía del país no debía reducirse a la exportación de materias primas, exclusivamente, poniendo de relieve el valor de la industria y la necesidad de protección de la producción argentina…

Belgrano fue un adelantado, cuando hablaba del cuidado del medio ambiente, alertando sobre la contaminación de los ríos y la necesidad de cuidar los suelos, propiciando la rotación e innovación de los cultivos…

Y, fundamentalmente, Belgrano era un convencido de los valores de la educación. Mucho antes de la Revolución de Mayo, expresó la necesidad de abrir las escuelas a las mujeres y los desposeídos.

Como lo expresara uno de sus biógrafos: Belgrano tuvo la dimensión de aquellos hombres que “en representación de los buenos y de los humildes han sido aclamados grandes, con el aplauso de la conciencia humana y de la moral universal”.

Hoy venimos a rendirle homenaje a 201 de su muerte, en el día que la Nación ha reservado para celebrar a la Bandera que, simbólicamente, lo une por la eternidad”.