EL CECOM ante las restricciones

El Centro Comercial de Concepción emitió un comunicado ante las nuevas restricciones que pesan sobre los comerciantes de nuestra ciudad.

El texto enviado a los medios es el siguiente:

«Desde el inicio de esta tragedia para la humanidad que es la pandemia de COVID 19, el sector comercial ha profundizado su situación de crisis, nuestros pequeños comercios venían de padecer varios años de caída de ventas y escaso consumo, siendo permanente la presión fiscal y desatención del sistema financiero.

Iniciada la pandemia, el sector debió enfrentar una situación de la cual nunca hubo antecedentes: “cerrar sus puertas” y seguir cumpliendo con todas sus cargas, impositivas (nacionales, provinciales y municipales), salariales, pagando servicios no prestados, alquileres, etc. Cuestión que se cumplió sacrificadamente, viendo como el producto del esfuerzo de años de trabajo corría riesgo de extinguirse.

Cuando por fin se pudieron abrir las puertas, y tomando como propio el compromiso de cuidar la salud de sus colaboradores y sus clientes, implementó de forma responsable todos los protocolos correspondientes al ingreso y permanencia de clientes en el recinto comercial, con los consabidos costos que ello implicó.

Hoy día nuevamente, el sector que más cuidados tomó, ha vuelto a cerrar sus puertas.
Entendemos que el compromiso del sector debe ser visualizado y reconocido, comprendiendo que -dado el cumplimiento de los cuidados sanitarios- es casi imposible que en el local se produzcan contagios.

Los comerciantes han hecho todos los esfuerzos necesarios para mantener su fuente de trabajo, cuidar el empleo y cumplir con sus obligaciones fiscales, cayendo en un fuerte endeudamiento con sectores que han mostrado una insensibilidad total, especialmente el financiero, que permanece ausente de todo compromiso con sus clientes.

Con profunda preocupación, vemos una carencia total de cuidado en otros ámbitos de la sociedad, fiestas clandestinas, reuniones y desbordes en la nocturnidad (a la vista de todos), no permitidos pero igualmente realizadas por falta de control público. Muchas personas al no encontrarse en su lugar de trabajo donde los cuidados son extremos se
exponen al contagio y el de sus familias Por todo esto nos preguntamos:
¿Es el comercio minorista quién debe cargar con una suerte de culpa por los contagios en
Concepción del Uruguay?

¿En definitiva, llevando a la ruina a comerciantes y sus empleados es que disminuirán los
contagios?

Es necesario analizar con total sinceridad y responsabilidad, el vector de contagio y tomar por ende las medidas acordes a la situación.

Nuestros comercios no soportan una vez más restricciones que todos sabemos no solucionan los actuales problemas sino que los agravan».