Jaroslavsky plantea que se avance en una sectorización de las islas

La diputada Gracia Jaroslavsky (UCR) se refirió a los incendios que se están produciendo en el delta de Paraná y planteó que la solución pasa por “realizar una sectorización” y que se definan zonas para diferentes usos: producción ganadera, zonas protegidas, pesca comercial, etc. También consideró que se debe estudiar el territorio y que “las jurisdicciones que tienen potestad sobre ellos definan un plan de usos, preservando y cuidando el medio ambiente”.

La legisladora señaló que “algunas de las quemas en las islas constituyen una práctica que los pobladores isleños realizan habitualmente para que se renueven las pasturas que alimentan al ganado, ya que los pajales obstruyen el crecimiento del pasto y al ser tan altos dificultan el cuidado de los animales. Además es una tarea de limpieza para combatir ratones”.

Luego señaló que “hay incendios que se producen naturalmente por la sequía, y su propagación en este tiempo también tiene que ver con la poca cantidad de agua producto de la bajante histórica que atravesamos”.

Tras manifestar que “algunos de los lugareños hablan de la quema como una práctica histórica que vienen desarrollando de generación en generación”, Jaroslavsky sostuvo que “está claro que el humo -según los vientos y las extensiones del fuego- provoca muchos inconvenientes en las ciudades más cercanas, así como también en la visibilidad de la traza Rosario-Victoria”.

En este sentido, recordó que “antes de la pandemia y debido a la falta de control sobre la traza, muchas personas paraban a la vera de la ruta y hacían un campamento de pesca con sus respectivas fogatas, lo cual provocó serios problemas”.

El de los incendios “es un tema recurrente de difícil solución y sobre el que deben trabajar conjuntamente la provincia de Entre Ríos, Santa Fe, la Municipalidad de Victoria y la de Rosario, Gendarmería, Prefectura y la Policía de Entre Ríos. También es necesario contar con el apoyo de Nación, pero es importante además escuchar a los baquianos”, consideró Gracia Jaroslavsky.

Para la diputada, además “es necesario que se trabaje en una legislación ambiental que proteja y que sectorice, es decir, que se definan zonas circunscribiendo y determinando usos: para producción ganadera, zonas para piscicultura, zonas protegidas, zonas de pesca comercial, deportiva, para usos turísticos, etc”.

En este marco, señaló que “hay 360.000 hectáreas, de las cuales 170 aproximadamente son tierras fiscales. Hoy, con las posibilidades técnicas que existen, se puede estudiar el territorio y que las jurisdicciones que tienen potestad sobre ellos, definan un plan de usos preservando y cuidando el medio ambiente”.

Luego destacó que “tanto el Gobierno provincial como el Municipio de Victoria vienen tomando acciones sistemáticas desde febrero, cuando comenzaron los diferentes focos ígneos” y resaltó que “Nación ha apostado personal en forma permanente, aviones hidrantes y helicóptero en la zona, pero la extensión y la velocidad de propagación no es contentible”.

Por último, la diputada Jaroslavsky aseguró “está bien que se determine quiénes son los propietarios y que se los denuncie penalmente como lo anunció el gobierno, pero la solución definitiva pasa por redefinir los usos del territorio en función de sectores y por determinar las concurrencias de responsabilidades en los controles”.