miércoles, septiembre 23, 2020

La provincia continúa modernizando el equipamiento de los servicios de diagnóstico por imágenes

 

En la última semana se dotó de nuevas procesadoras de placas radiográficas a los hospitales de San José de Feliciano, Federación y Chajarí; este último, además, recibió un nuevo equipo de rayos X.

Este jueves se completó la instalación de un nuevo equipo de Rayos X en el hospital Santa Rosa (Chajarí). Además, entre el miércoles y el viernes, el mismo nosocomio chajariense y los hospitales Francisco Ramírez (Feliciano) y San José (Federación), recibieron modernas procesadoras de placas radiográficas. Cabe señalar que el equipo de Rayos X demandó una inversión de 2.279.232 pesos; en tanto que cada procesadora requirió un desembolso de 597.600 pesos.

Los equipos entregados forman parte de la adquisición (por medio de la Orden de compra Nº 8) de seis equipos de Rayos X fijos de 50 KW y 12 procesadoras de películas radiográficas. Desde el departamento Bioingeniería de la cartera se indicó que para este proceso de compra se previó un número mayor de equipos de revelado radiográfico debido a que algunas instituciones ya habían sido dotadas con equipos de Rayos X en adquisiciones previas y, de este modo, al incorporar la procesadora, se completa la renovación integral de su equipamiento.

La entrega e instalación de los elementos comenzó en los primeros días de mayo, en el hospital 9 de Julio de La Paz (el cual recibió un equipo de Rayos X y una procesadora); y esta semana se hizo lo propio con los hospitales de los departamentos Feliciano y Federación.

Impresiones de los referentes locales

En la oportunidad, la directora del hospital Santa Rosa de Chajarí, Fernanda Lalosa, afirmó: “Estamos muy contentos con este nuevo equipamiento, de gran necesidad para nuestro hospital, que será provechoso no sólo para la comunidad de Chajarí sino para todas las localidades y colonias cercanas que atendemos diariamente”.

Lalosa precisó: “Nuestro anterior equipo de rayos ya tenía 20 años y sufría problemas técnicos a menudo, producto de que se realizan más de 500 radiografías por mes y naturalmente ese uso produce un desgaste; y con este nuevo equipo vamos a poder dar respuesta a toda la comunidad sin inconvenientes”.

Finalmente, agradeció “a nuestro gobernador, Gustavo Bordet, a la ministra de Salud, Sonia Velázquez, y a su equipo de trabajo; ya que sabemos que son tiempos complejos producto de la pandemia y pese a ello pudieron brindarnos soluciones, que en definitiva son respuestas a las necesidades de toda la comunidad. Por eso, en representación de todo el personal de salud y de nuestra población, tenemos solo palabras de agradecimiento”.

En tanto que la directora del hospital Francisco Ramírez de Feliciano, único nosocomio del departamento, Marina Iruretagoyena, señaló: “Siendo nuestro establecimiento, además, el único lugar donde se realizan placas radiográficas; tenemos el inconveniente de que el agua en Feliciano es muy dura, lo que hace que el deterioro de este tipo de elementos tenga una progresión más rápida que en otros sectores de la provincia”.

Tras lo cual indicó que, desde que se averió el equipo anterior, la atención se había resuelto utilizando elementos recibidos desde otros hospitales y, finalmente, con el alquiler de una procesadora por el término de un año. “Ese contrato culminaba ahora en el mes de mayo, así que estamos muy contentos por recibir esta nueva procesadora, que ya fue instalada, se la probó y queda prestando servicios a la perfección”, completó Iruretagoyena.

Por su parte la directora del hospital San José de Federación, Carolina García, manifestó: “Esta aparatología, que fue muy esperada por nosotros, nos va a permitir mejorar la atención de nuestra comunidad, ya que somos único efector de urgencias radiológicas en la comunidad”.

Y detalló: “La renovación con esta procesadora automática de última generación impacta directamente en el mejoramiento de la calidad de los estudios radiológicos, permite reducir el tiempo de realización de los mismos, y también beneficia en el ahorro de material radiológico como son placas y líquidos”.