Comenzó el juicio contra los acusados del asalto al obrador de COPUL

 

 

Dio inicio este lunes por la mañana, el juicio oral contra cuatro personas (tres hombres y una mujer) acusados de ser miembros de la banda que asaltó el obrador de COPUL en diciembre de 2018.

Un año pasó para que estas personas enfrenten la acusación ante el Tribunal integrado por los vocales, Fabián López Moras, Rubén Chaia y Evangelina Bruzzo.

Se trata de Sergio Exequiel Aguirre (enano), Alfredo Gabriel Aguirre, Néstor Fabián Bassi y Sandra Noemí Cabrera.

La causa fue llevada adelante por el fiscal Fernando Martínez Uncal, que en Sala está siendo acompañado por la fiscal auxiliar Gabriela Seró, en tanto que las Defensas son ejercidas por el doctor José Peluffo en el caso de Sergio Aguirre y Néstor Bassi; el doctor José Ostolaza a Alfredo Aguirre y los doctores Facundo Garmendia y Cristian Barreto a la coimputada Sandra Cabrera.

En los alegatos de apertura el fiscal dijo que a lo largo del debate probará que los hermanos Aguirre (que tienen condenas por robos anteriores) fueron los que ingresaron el 20 de diciembre de 2018 en horas de la mañana al obrador de COPUL, con pasamontañas y armas en manos, golpeando al encargado y un empleado cuando se disponían a pagar los jornales, llevándose unos 120 mil pesos y cubriendo su fuga disparando contra los empleados que quisieron interponerse.

También señaló que estos delincuentes corrieron y abordaron un remis de Servimas, en el que se conducía la coimputada Cabrera, logrando de esta manera evitar ser detenidos, al tiempo que destacó que se confirmará la participación necesaria de Bassi, ex empleado de COPUL, que fuera echado días antes y que mantuvo varias comunicaciones viva WhatsApp con trabajadores para saber cuándo pagaban los jornales.

Uncal destacó que fue muy importante el resultado del allanamiento a la casa de Bassi, por lo elementos incautados, entre estos una mochila que fuera descripta por uno de los testigos que vio la huida de los asaltantes.

Por su parte los defensores en sus alegatos (salvo Peluffo que desistió) aseguraron que no hay elementos concretos para sostener la acusación y solicitarán la absolución de sus clientes.

En la primera jornada declararon los funcionarios policiales que intervinieron ese día tras el atraco y tuvieron a su cargo las primeras actuaciones.

El juicio continuará esta semana con diferentes testimoniales de víctimas del hecho, empleados que estuvieron en el lugar y vecinos que vieron y escucharon los movimientos y disparos de arma de fuego.

Es importante destacar que en el caso de los hermanos Aguirre, ambos están bajo prisión preventiva domiciliaria con pulseras electrónicas, Bassi detenido por una causa de narcotráfico y que fuera detenido por la Prefectura Naval y en el caso de la remisera, está en libertad.