Durante una pelea: Un disparo policial terminó con la vida de un hombre joven en Concordia

 

 

Un hombre perdió la vida al recibir un disparo de arma de fuego efectuado por una funcionaria policial de la Departamental Concordia.

El hecho ocurrió en las primeras horas de la mañana de este domingo y la Justicia se encuentra trabajando en la investigación para determinar cómo se produjeron los hechos.

Todo ocurrió en calle Concejal Veiga, sobre la intersección con calle Dr. Florenza, donde al parecer se estaban enfrentando dos barras antagónicas, una integrada por vecinos de inmediaciones de la ex cancha de Independiente y otra comandada por una familia de calle Teniente Ibañez.

Fue en esa circunstancia donde coincidió a pasar por el lugar -en su moto- una mujer integrante de la Policía de Entre Ríos que intentó calmar a los contrincantes, pero la situación la desbordó y debió sacar su arma reglamentaria y efectuar (al menos) dos disparos, pero lamentablemente una de las balas impactó en su pecho de un vecino, que falleció.

Colegas de Diario Río Uruguay señalaron que según testimonios, la persona fallecida, identificada como Miguel Angel Varela de 31 años de edad, vivía frente al lugar donde ocurrió el altercado y no formaría parte de los incidentes.

Luego de esto la situación se desbordó por completo y los integrantes de alguna de las dos barras terminaron prendiendo fuego la motocicleta en la que circulaba la mujer policía.

Dadas las características del hecho, la Justicia interviniente habría solicitado la intervención de efectivos de la Gendarmería Nacional Argentina, quienes se harían cargo de las pericias para determinar cómo fue el accionar de la policía que abrió fuego para dispersar a los revoltosos.

Versión “oficial” del trágico hecho

Según el parte “oficial” enviado a los medios de prensa, todo se precipitó cuando la funcionaria policial que realizó el disparo – aproximadamente a las 7:50 horas de este domingo – se dirigía a su lugar de trabajo, circulando en su moto por calles Concejal Veiga. Allí, pasando Teniente Ibáñez, fue “sorprendida por una gresca generalizada en la zona, entre muchas personas, todos varones, quedando en el medio de la pelea y las pedradas”.

La policía –dice el comunicado– detuvo su marcha y trató de apaciguar los ánimos, pero no obtuvo más que agresiones, que incluyeron “empujones, golpes de puño, puntapiés y hasta una agresión con un palo”, siendo incendiada la moto de la funcionaria.

Al verse sobrepasada en número por estos hombres, la agente extrajo “su arma reglamentaria, efectuando un disparo intimidatorio al suelo”, señala el parte, lo que frenó las agresiones por lo que pudo llamar por teléfono y pedir refuerzos, mientras se resguardaba en la casa de un vecino para no seguir siendo golpeada. Finalmente, pudo ser auxiliada y puesta en resguardo en sede de la comisaría Cuarta.

El parte continúa diciendo que “Lo trágico fue que, a razón de su disparo hacia el suelo, el proyectil rebotó y terminó impactando en la humanidad del joven fallecido; ya que lo hirió en la zona del esternón”.

Miguel Ángel Varela no resistió el disparo y aunque fue trasladado en ambulancia, ingresó sin vida al hospital Masvernat.

Al parecer, de acuerdo a lo que explica la Policía, el motivo del desorden fue la pelea entre dos grupos de vecinos, que viven a dos cuadras de diferencia entre sus domicilios.

En efecto, momentos antes un grupo de personas, en el que se encontraba un joven de apellido Silvia, habría intentado sustraerle elementos a una persona que transitaba por el lugar. Ante esta situación, vecinos que tomaron conocimiento de ello y molestos por el accionar fueron a recriminarle la actitud, comenzando a arrojarse piedras y palos entre ambos bandos.

 

La Jefatura de Policía destacó que “en retiradas oportunidades anteriores a lo acontecido, durante la noche del sábado y madrugada del domingo, debió concurrió al lugar por llamados telefónicos en virtud de reiterados enfrentamientos entre estas bandas, los cuales eran dispersados”.

Familiares del joven muerto

Según relataron familiares de la víctima a colegas de Diario río Uruguay, durante la pelea, acertó a pasar por el lugar una efectiva de la Policía de Entre Ríos que se bajó de su moto “para intentar calmarlos, pero no le hicieron caso y se armó peor y es ahí cuando la policía quedó en el medio de los piedras que tiraban para todos lados”, circunstancias en las cual “se paró enfrente a mi casa y tiró, me parece que dos tiros y se vino para nuestra vereda”, a la par que “viene mi cuñado y me dice, tu hermano está tirado en el piso con un tiro en el pecho”, contó la hermana de muchacho fallecido.