“Quiero rehacer mi vida”: Sometieron a juicio abreviado a sujeto con varios antecedentes delictuales

 

 

Un sujeto con varios delitos de robos y asalto, fue llevado a juicio en la modalidad de abreviado, este lunes en los Tribunales de Concepción del Uruguay.

Se lo juzga por hechos ocurridos en los años 2014 y 2016, ya que estuvo bajo rebeldía hasta abril del corriente año, luego de salir de la cárcel tras cumplir condena por otro robo.

Se trata de Renzo Niz, representado por el doctor José Pedro Peluffo, acusado de un intento de robo y dos robos de bicicletas, rodado que sustraía para luego venderlos, actividad que se pudo comprobar cuando la Policía secuestró el celular del ladrón, el cual se la había caído cuando escapó de uno de los hechos, constatándose en el aparato los mensajes de sus “clientes” encargándole bicicletas con cambios, hechos ocurridos a fines de 2014.

En su alegato, la fiscal interviniente, doctora Albertina Chichi, dijo que a estos delitos se sumó un asalto a mano armada cometido en complicidad con otro sujeto no identificado, cuando en bulevar 12 de Octubre, mediante amenazas con un revolver le sustrajeron el celular a dos jóvenes, una de las cuales lo reconoció, hecho ocurrido a mediados de 2016.

Celular y face en la cárcel

Según se ventiló en la audiencia ante el juez Rubén Chaia, ese celular que extravió Niz en su fuga, tenía datos de una cuanta asociada en Facebook, donde se encontraron fotos personales, mucha de ellas (curiosamente) tomadas dentro de la Unidad Penal Nº 4, donde este sujeto cumplía condena, situación que (más allá de que se sabe que muchos internos tienen aparatos de comunicación en sus celdas), llamó la atención del magistrado, quien destacó las falencias que se presentan en este aspecto.

La fiscal señaló que al momento de cometer los robos e intentos de robo, el imputado estaba gozando un régimen de salida y se pudo confirmar con imágenes de cámaras de seguridad que usó ropas con las que salía de la cárcel.

Pese a estos elementos, Niz continuó con salidas hasta que se investigaran los hechos, pero llegado el momento, no fue hallado y permaneció en situación de rebeldía, hasta que accidentalmente fue encontrado durante un allanamiento a una vivienda en abril de 2019, pero por otro caso.

Prisión efectiva

Dado el tiempo transcurrido de los hechos endilgados y la posibilidad de que elementos probatorios y testimonios de aquellos momentos se esfumaran, la fiscal de manera atinada resolvió que sería más coherente llegar a un acuerdo de partes, siempre y cuando el acusado aceptara reconocer los hechos y de esa manera evitar el juicio oral.

En su argumento, la doctora Chichi destacó las posibles dificultades probatorias en al caso de ir a juicio común por lo que se tuvo en cuenta para la pena a imponer y como plazo razonable solicitó la condena de 3 años de prisión, las que deberá cumplir de manera efectiva por sus antecedentes y se lo declarará reincidente.

Arrepentido

Durante la audiencia, de manera constate el juez explicó al acusado lo que implicaba el juicio abreviado y consultó sobre su libre elección al aceptar los términos y la condena.

Fue en ese momento que Niz explicó que quería dejar atrás esa vida y que todos los hechos era de vieja data, agregando que había formado nueva pareja y se había acercado a Dios, lo que le marcó el nuevo camino para poder reinsertarse a la sociedad.

“Quiero rehacer mi vida”, dijo en un momento el acusado y destacó que está continuando sus estudios secundarios para lograr el título, al tiempo que realizó un tratamiento por sus adicciones, lo que le habría permitido superar esa etapa de su vida.

Finalizada la exposición de la Fiscalía, a la que la Defensa adhirió, se incorporaron las pruebas y el juez dispuso pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo martes, oportunidad en la que dará a conocer su fallo, de manera que quede o no homologado el acuerdo, bajo la imputación de “Robo en grado de tentativa, robo dos hechos y robo calificado por uso de arma cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada”.