Comienzan los controles en la vía pública a los caballos que no están identificados | 03442.com.ar

Comienzan los controles en la vía pública a los caballos que no están identificados

Share Button

La Secretaría de Salud de la Municipalidad de Concepción del Uruguay, a través del área de Zoonosis, continúa realizando el censo y la colocación de chips en caballos que circulan en la vía pública. Lunes, miércoles y viernes de 8 a 10, en el local de Bromatología ubicado al lado de la Comisaría 2da, el veterinario Rodolfo Núñez coloca los chips como parte de un trabajo integral de relevamiento e identificación, incluyendo ficha y foto de cada animal.

Esta semana comenzaron los controles con el respaldo de personal policial de la Jefatura Departamental Uruguay para que los animales que están circulando en la vía pública accedan a la identificación. Se recuerda que el chip es gratuito pero también obligatorio, por lo que comienza a exigirse la identificación, de lo contrario no podrán circular en la vía pública y hasta podrían ser retenidos por la fuerza.

Desde que se iniciaron los controles en la vía pública, se incrementó la demanda de los chips, y este lunes se colocaron tres que accedieron voluntariamente, sumando un total de 10 hasta el momento.

Para acceder a esta identificación, los dueños de los caballos también deben presentar un certificado de buena conducta y vecindad, y testigos para registrar que los caballos y los carros son de su propiedad. Con este trabajo colabora Policía Municipal, que ayuda a registrar los carros que no se presentan voluntariamente a ser registrados.

Se trata de una de las líneas de acción emprendidas desde la Secretaría de Salud municipal como parte de un proceso progresivo y articulado tendiente a erradicar la tracción a sangre. En este marco ya se entregaron los tres primeros motocarros a Jorge Rojas, Reynaldo Massini y Jesús Martínez para que reemplacen a sus caballos en el trabajo que realizan diariamente.

También como parte de esta política integral es que se compró un tráiler para trasladar a caballos sueltos en la vía pública, abandonados o secuestrados por maltrato, muchos de los cuales son enviados temporalmente a la Fundación Tekove Mimba, que cerca de Colón tiene un predio destinado a la recuperación y el cuidado de animales.