Se presentó la obra “A pesar de todo” en el auditorio Scelzi | 03442.com.ar

Se presentó la obra “A pesar de todo” en el auditorio Scelzi

Share Button

 

Los actores de Casa de la Cultura presentaron el espectáculo “A pesar de todo”, en el auditorio Carlos M. Scelzi, dirigido e ideado por Miguel López.

López actuó en la obra junto a María del Carmen Galván, Beatriz Bracco, María Fernanda Franco, Laura Eckart, Mario Loran, Hugo Olivera y Jorge Arrigo, presentando fragmentos de obras, canciones y poemas, complementados con videos.

Este espectáculo se realizó con el propósito de recaudar fondos para la reconstrucción de la sala, que en enero pasado sufriera un incendio, destruyéndose casi la totalidad de sus instalaciones.

QUEREMOS VOLVER A “CASA”

Las luces del teatro palidecieron lentamente hasta desaparecer. La voz del actor, resonó en la oscuridad, como un atávico pedido de auxilio, llamando a las musas. Las inspiradoras griegas del arte fueron convocadas al evento, Talía, la protectora del teatro, Euterpe, musa de la  música, Calíope, protectora de la elocuencia, Clío, la que da fama, y así, de modo impactante, las nueve musas fueron invocadas. Ellos, los actores, deseaban volver a casa. La Casa del Teatro, que tras un lamentable siniestro quedó en ruinas. Un dieciseis de enero de este año, el fuego arrasó con las instalaciones del querido teatro La casa de la cultura, y de allí en más la nostalgia como así también la melancolía por la historia vivida, la necesidad de recobrar ese lugar tan caro al mundo del teatro uruguayense hizo que sus actores salieran a la calle por ayuda para volver a reconstruirlo. Esa noche la consigna fue, creer que se puede, dar un salto de fe y esperar la respuesta de sus conciudadanos.

La obra presentada en bloques donde escritores y poetas como Shakespeare, Canciones de Eladia Blasquez como, Con las alas del alma, entre otras no menos importantes, dieron prueba fehaciente que ni Calíope ni Euterpe  habían hecho oídos sordos a la invocación por ayuda. Los cuadros presentados arrancaron más de una sonrisa y otros llevaron a la reflexión, todo eso dentro de un grupo de actores que brillaba con luz propia. Todos los presentes se habían sentido mágicamente unidos por el amor a las artes, y aplaudía hasta dejar sus palmas al rojo vivo ante cada despliegue actoral de los intérpretes de los diferentes pasajes representados El público, todos ellos envueltos en ese sueño del que no se quiere despertar, donde todo es posible, imbuidos en una gran representación de la vida, se pusieron de pie. Casi sin que se dieran cuenta el sueño había terminado y entonces el anfiteatro explotó en un aplauso interminable que puso la piel de gallina a más de uno. Las manos levantadas y entrelazadas de los actores fue la culminación de una noche que seguramente será recordada por mucho tiempo. El público respondió y a sala llena.

Miguel, Mario, Hugo, Jorge , María del Carmen, Beatriz, Marifé y Laura, les cuento que en esa noche de gala no hubo necesidad de la luz de las estrellas porque ustedes estuvieron iluminándonos la vida desde el escenario.

De Liliana Naddalena.