Miembros del STJ y senadores analizaron el proyecto que elimina el juicio abreviado en casos de delitos sexuales | 03442.com.ar

Miembros del STJ y senadores analizaron el proyecto que elimina el juicio abreviado en casos de delitos sexuales

Share Button

 

La Comisión de Seguridad del Senado recibió a representantes del Superior Tribunal de Justicia con el fin de analiza la iniciativa. Algunos manifestaron sus reparos ante la posibilidad de caer en una inconstitucionalidad. También hubo miradas más benevolentes para con la iniciativa.

Vocales del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos participaron de la reunión de la Comisión de Seguridad del Senado para analizar el proyecto de ley que propone excluir de los alcances del juicio abreviado a los delitos contra la integridad sexual.

La presencia de los representantes de la Justicia se dio en el marco de la ronda de consulta a diversos sectores que se inició para debatir el proyecto de ley impulsado por el senador de San Salvador, Lucas Larrarte.

De la reunión con los senadores, que estuvo presidida por el senador de Concordia, Ángel Giano, participaron el presidente del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos (STJ), Emilio Castrillón y los vocales del Alto Cuerpo, Claudia Mizawak, Miguel Giorgio y Daniel Carubia. Entre los senadores se hicieron presentes los senadores de Federal, Diamante, San Salvador, Gualeguay, Paraná, Nogoyá y Victoria, Nancy Miranda, Rogelio Schild, Lucas Larrarte, Francisco Morchio, Raymundo Kisser, Beltrán Lora y Roque Ferrari, respectivamente.

• La reunión

El senador Giano dio el puntapié inicial y agradeció la presencia de los vocales del Superior Tribunal de Justicia y remarcó “la importancia de contar con opiniones calificadas”.

Después detalló los alcances del proyecto, “que ha suscitado más rechazos que apoyos”, se sinceró, para cederle la palabra al impulsor de la iniciativa, Lucas Larrarte.

El legislador señaló que ante las diversas opiniones se han puesto a repensar “de manera continua el proyecto original, entre otras cuestiones,  por los cambios que se operan por estas horas en ámbitos nacionales para hacer cambios en el código”, reveló.

“El contexto histórico es el caso Micaela”, explicó Larrarte al recordar el motivo de la presentación y agregó que “hay también un contexto jurídico que está relacionado con la defensa de los derechos de las mujeres”.

Expresó que el proyecto nace ante un reclamo de la sociedad que se expresa en el sentido de esta iniciativa, pero más allá de eso resaltó la necesidad de conocer la opinión de los integrantes del STJ.

El doctor Carubia tomó la palabra y señaló que al momento de abordar el proyecto “no se entendía la ventaja o desventaja para avanzar en el sentido del proyecto”.

“No le encuentro una lógica razonable. Creo que va a dar lugar a cuestionamientos constitucionales serios”, lanzó al tiempo que explicó que debe ser escueto en sus apreciaciones “en relación a posibles posturas a tomar en el futuro”, en clara alusión a que, de convertirse en ley, pueda cuestionarse la constitucionalidad.

Por su parte, la doctora Mizawak agradeció la invitación y afirmó que “el tema es delicadísimo”. “Hay cambios de paradigmas que han impactado en los operadores judiciales”, reflexionó, y propuso “seguir trabajando en defensa de los derechos de las mujeres”.

Añadió que “a las mujeres hay que asistirla cuando denuncian el hecho y en todo el proceso posterior” y, en relación al proceso abreviado, recordó que cuando se puso en marcha el CPP (Código Procesal Penal) una era la visión, y hoy, después de varios años, se debe revisar todo lo actuado.

“Se pensaba en lograr mayor rapidez en la respuesta al judiciable, con un juicio completo, con que se alcanzaba una sentencia en el corto plazo”, recordó.

“Eso es muy bueno”, indicó y reflexionó que “en algún tiempo habrá que hacer algunos cambios, tal vez como han hecho algunas provincias donde -ante determinados niveles de pena- interviene un funcionario de alta jerarquía judicial”, explicó.

La expresidenta del STJ explicó que estuvo analizando situaciones que se han dado en la provincia, como, por ejemplo, un doble femicidio en Paraná, donde la única pena posible es la prisión perpetua y se aplicó el abreviado. “Estas situaciones me llevan a pensar profundamente sobre estos temas”, agregó.

Indicó que si bien es un juicio simplificado, están presentes todos los elementos que hacen al debido proceso.  “Es una herramienta muy útil y quizá deberíamos ver hasta dónde usarla”, lanzó ante los legisladores, dejando en claro que “está muy en claro el espíritu de esta iniciativa”.

Mencionó después algunas posiciones de la Corte Suprema de Justicia y de la legislación de otras provincias.

Siguió la postura del doctor Giorgio, quien recordó su desempeño en el tribunal de juicios y apelaciones y dijo tener “una mirada adversa ante la brevedad. Mi mirada era contraria a los abreviados, tuve cierta resistencia”, expuso ante los legisladores y sus pares.

El letrado se mostró a favor del juicio pleno, al debate para llegar a un juicio de certezas. “Me produjo reparos el juicio abreviado”, acotó y recordó su paso frente a la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, donde durante la audiencia pública se expresó sobre el tema ante los legisladores antes de recibir el Acuerdo para llegar al Alto Tribunal.

“Se trata de mi mirada y me reservo alguna opinión por la posibilidad de futuras intervenciones”, manifestó.

En tanto, el senador Larrarte se extendió sobre las expresiones de la Corte Suprema en el denominado “Caso Góngora”, que son parte de los fundamentos que sustentan su proyecto en debate.

Luego se sumó a la reunión luego el titular del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Castrillón, quien al recordar su paso por ambas Cámaras de la Legislatura entrerriana, sostuvo: “Si pienso como legislador, hubiera presentado un proyecto así”.

Más allá de esto recordó que hubo proyectos que aparecieron proponiendo limitaciones a algunos beneficios, que después fueron tildados de inconstitucionales mostrando con estos ejemplos el modo en que van actuando las instituciones ante temas de alto impacto en la sociedad.

El actual Presidente del STJ indicó que se trata de actuar con responsabilidad desde el lugar de cada uno. Con profundidad y cautela se refirió a la aplicación del juicio abreviado en Entre Ríos y reiteró su postura a favor de que exista un ordenamiento de las penas. Comentó que ha enviado a los legisladores a sus respectivos despachos una completa estadística de lo actuado en la Justicia entrerriana.

En ese marco explicó el impacto que han tenido sobre los Juzgados de Paz los casos de violencia de género.

Más tarde retomó la palabra la doctora Mizawak, que instó a “profundizar la mirada de género en todos los niveles de los Poderes del Estado. Me preocupa lo que pueda llegar a pasar en jurisdicciones pequeñas. Creo que hay que prepararse cada día más en perspectiva de género”, enfatizó.

Para ella los fiscales de intervención temprana, los defensores, los jueces de garantías, “tienen que prepararse mucho, como ya lo están haciendo”.

Durante el encuentro la senadora Miranda preguntó si aumentaron las denuncias por violencia de género, a lo que Mizawak dijo que está la evidencia en la estadística que ha elaborado la presidencia del Superior Tribunal de Justicia.

Todos los vocales coincidieron en la importancia de proteger a las víctimas fortaleciendo estructuras de los poderes Ejecutivo y Judicial.

Por último, el senador Kisser dijo que es un proyecto “sensible” y es bueno tener las mayores opiniones posibles. “Tenemos que legislar en un tiempo donde cambian muchas cosas y nos toca atender la realidad”, explicó.  Se mostró a favor de la intervención de la Legislatura en estos temas. (APFDigital)