Bioconstrucciones: Capacitaron en la construcción de viviendas en barro | 03442.com.ar

Bioconstrucciones: Capacitaron en la construcción de viviendas en barro

Share Button

 

La semana pasada se desarrolló una importante capacitación en la construcción de viviendas económicas y ecológicas en Concepción del Uruguay, actividad que tuvo lugar en el asentamiento de ex Circuito Mena, con la presencia del arquitecto mexicano, Ramón Aguirre Morales, un especialista en estas construcciones, quien fue acompañado por alumnos de la UTN, encontrándose presente vecinos de esa zona de la ciudad.

Fue organizado por la Red Entrerriana de Permacultura, por intermedio de la Fundación Micaela García “La Negra”, encontrándose vinculados a organizaciones sociales, que desarrollan trabajos de bioconstrucciones, agroecología y educación popular.

La Red viene trabajando en Entre Ríos desde hace aproximadamente dos años y ya mantuvieron encuentros en Rosario del Tala y en Gualeguaychú, donde participaron numerosas organizaciones, que llevó a la “Embarred” que es el Área que se dedica a los embarrados, desde donde se organizan las capacitaciones y encuentros como el realizado días atrás en el Uruguay, sumándose diferentes charlas como se hicieron en Federación, otra en Gualeguaychú y en la UTN de Concepción del Uruguay.

Esta labor se viene desarrollando desde hace un considerable tiempo y en esta oportunidad se realizan ciclos de capacitación en bioconstrucciones, por lo que se aprovechó la presencia de Aguirre Morales para realizar este taller en Concepción del Uruguay, contándose también con la participación de Natacha Ugón, una referente en Latinoamérica en lo que respecta a terminados y terminaciones de tierra.

El taller consistió en bóvedas mexicanas y tapias, dos técnicas muy usadas en México, de lo que no hay mucha experiencia en nuestro país, por lo que se busca ver las posibilidades de hacer este tipo de viviendas con materiales locales y mano de obra propia.

Concretamente la idea de la Red es nuclear a todos aquellos quienes están trabajando en autoconstrucción y sumar a estudiantes de la UTN, para que esta actividad se generalice y que se genere una carrera universitaria de bioconstrucción, ya que este aprendizaje en la actualidad es a nivel de posgrado y consideran que debería ser más accesible, dentro de la misma carrera universitaria.

Natacha Ugón

En diálogo con 03442, Natacha contó que ya realizó innumerables trabajos de revoque y terminaciones en diferentes provincias argentinas y en Mexico, realizando estas aplicaciones en diferentes asentamientos para darle la oportunidad de una vivienda más digna a la gente humilde y de bajos recursos.

Natacha llegó a la ciudad invitada por el arquitecto Aguirre Morales, para participar del taller, pero además aprovechó la oportunidad para realizar un trabajo de revoque en barro del sector del comedor del asentamiento Mena, donde concurren numerosos gurises.

El arquitecto

Ramón Aguirre Mrales, es un referente internacional iberoamericano de la construcción con tierra, además de la arquitectura convencional, quien se dedica específicamente a este tipo de arquitectura. Es considerado un referente en el trabajo construcciones en barro y bóvedas.

En dialogo con nuestro SITIO, el profesional mexicano explicó “Primero es apuntar a la recuperación de saberes, porque de alguna manera son sistemas constructivos tradicionales, vigentes y que duraron miles de años, lo que se ve en la Muralla China, construida con esta técnica. Esto se logra por la convocatoria de permacultores, intentando cuidar el medio ambiente, a partir de lo que es la alimentación y los sistemas constructivos. Aquí en Entre Rís hay un grupo que viene trabajando hace más de dos años y convocó para que de alguna manera con los sistemas constructivos pueda cada quien hacer su casa con menor consumo energético y cumpliendo con todas las calidades del confort y menos materiales contaminantes”.

Sobre su actividad en el Mena, señaló que “Ahora estoy realizando taller de muros de tierra compactada, con un encofrado que se va pisando con un pisón de madera y además estamos realizando las cubiertas de adobe. Son techos seguros que conviene que acá sea de ladrillos por el tipo de clima lluvioso. Esto sirve para hacer cubiertas de muy bajo impacto y generar mano de obra local, ya que no se necesita ningún elemento industrial, usándose todo barro y que brinda confort térmico. Es importante que los estudiantes y profesionales puedan ocupar estos saberes, ya que la Universidad puede hacer de punta de lanza para hacer las investigaciones estos sistemas y se puede ver el entusiasmo de los chicos de la UTN, así como de hombres y mujeres del asentamiento”.

Finalizando el arquitecto señaló “Este tipo de vivienda tiene mucha seguridad y está probado en México, ya que a estas construcciones no les pasó nada con el terremoto, lo que nos deja claro que son casas vigentes y seguras. Los techos abovedados permiten el escurrimiento del agua con facilidad y se usan en todas las viviendas. Acá trabajamos como lo hacemos en México con los estudiantes, con construcciones bajas para evitar accidentes, lo que después podremos aplicar en obras donde haya que usar andamios.”