El Intendente Lauritto recibió al ex basquetbolista Elnes Bolling | 03442.com.ar

El Intendente Lauritto recibió al ex basquetbolista Elnes Bolling

Share Button

 

El intendente José Eduardo Lauritto recibió este martes en su despacho al ex basquetbolista Elnes Haroldo Bolling, quien se encuentra de paso por Concepción del Uruguay, y días pasados tuvo su reconocimiento por parte del club Tomás de Rocamora donde supo destacarse a mediados de la década del 80, en el partido ante Parque Sur, justamente el equipo donde juega su hijo Elnes Jr.

“Quería agradecerle personalmente a Lauritto su gesto cuando tuve el transplante. El envió una carta muy emotiva donde se ponía a disposición de mi familia, mucho antes de que la noticia tomara tanta trascendencia. Yo valoro mucho eso y por eso quería saludarlo y agradecerle”, señaló Bolling, acompañado por el concejal Guillermo González y el coordinador de Deportes del Municipio Sergio Richard.

 

“Soy del básquet”

Bolling quedó para siempre ligado al corazón del Rojo por aquellas actuaciones dentro de un equipo que supo pelear por el ascenso a La Liga Nacional que daba sus primeros pasos. Con el Tucumano Mario González y Guillermo Edgardo Vecchio como técnicos. Años después se consagró campeón de esta competencia jugando para GEPU de San Luis en la temporada ‘92/’93.

Vistió la camiseta de numerosos equipos en la Argentina, de diferentes categorías y jugó hasta cerca de los 40 años. Después se radicó en San Luis y se dedicó a manejar una Escuelita de Básquet para seguir en su salsa. También había pasado por Parque Sur, en esa tarea formativa. “No soy de un club, en particular, soy del básquetbol, soy del deporte… porque tuve la suerte de dedicar mi vida al deporte, y mis hijos también y por eso fue muy emotivo cuando las hinchadas de Rocamora y de Parque Sur, y toda la gente que ama el deporte que estaba en la cancha ese día nos homenajearon. Fue muy emotivo”, contó Bolling.

Hace un par de años fue noticia de relevancia nacional cuando su hija Joana, integrante de la selección nacional de handball, le donó un riñón para que pueda sobrellevar una enfermedad. Por esa operación, Joana se perdió la posibilidad de ir a los Juegos Olímpicos de Río: “Fue un acto de amor increíble, yo me negué, no quería, pero Joana insistió, me puso entre la espada y la pared, y finalmente lo hicimos. Fue todo un éxito y después la historia trascendió hasta los medios nacionales, son cosas increíbles que uno puede contar y agradecer”, relató.