Cuádruple homicidio: Pidieron prisión perpetua para Juan Pablo Ledesma | 03442.com.ar

Cuádruple homicidio: Pidieron prisión perpetua para Juan Pablo Ledesma

Share Button

Ledesma y su abogado defensor.

El próximo miércoles 21 de febrero se sabrá finalmente cual será la sentencia que el Tribunal integrado por los doctores Rubén Chaia, Fabián López Moras y Mariano Martínez, dictarán para Juan Pablo Ledesma, el acusado del cuádruple homicidio ocurrido el 7 de noviembre de 2016 en el barrio 134 Viviendas de Concepción del Uruguay.

En la jornada de este miércoles tuvieron lugar los alegados de la Fiscalía y la Defensa del acusado.

Juan Pablo Ledesma estuvo a lo largo de las dos horas que duró la audiencia en un estado de absoluta tranquilidad. Vestido con un buzo azul con rayas amarillas en sus mangas, un pantalón bordó y zapatillas, el acusado de ser el autor de uno de los crímenes más cruentos de los últimos tiempos se mostró prolijo, educado, de pelo corto y atento a cada uno de los argumentos de los abogados. Golpeando constantemente los dedos de su mano derecha sobre una de sus rodillas, como así también moviendo una de sus piernas de forma casi constante, fueron estos los únicos signos de algún tipo de nerviosismo ante esta instancia del juicio.

Fue primero el fiscal Fernando Lombardi quien realizó a lo largo de algo más de una hora, un pormenorizado detalle de todas las pruebas que, según el, confirman la autoría del crimen a manos de Ledesma, por lo que solicitó la pena de prisión perpetua y la prisión preventiva de Ledesma hasta tanto quedara firme la sentencia.

Con un acabado conocimiento de la causa, el fiscal detalló los pasos dados por Ledesma durante toda la jornada previa al crimen citando a cada uno de los testigos y sólo recurriendo a sus escritos cuando demandó citas textuales sobre dichos importantes de peritos o testimonios.

Con vehemencia habló de Ledesma como un sujeto violento, controlador, egocéntrico y obsesionado con Johana Carranza, su esposa y madre de sus dos hijas, a quien había golpeado meses antes por lo que estaba sujeto a medidas restrictivas para acercarse a la vivienda.

El fiscal Lombardi argumentó durante más de una hora.

Lombardi dio lectura a varios de los 500 mensajes de texto enviados por Ledesma a Carranza a lo largo de la semana previa a la madrugada del crimen, donde quedó explicitado el grado de determinación y obsesión que Ledesma tenía con la recuperación de la relación.

“Todos estos mensajes estaban direccionados a recobrar la convivencia, muchos de ellos mediante el uso extorsivo de sus hijas, permanentemente le dice a Carranza que cuide a sus hijas, aquí queda claro también el conocimiento que Ledesma tenía sobre la relación que mantenía Johana con Peralta y también esos mensajes dan cuenta del maltrato y de los insultos”.

Algunos de los mensajes leídos por el fiscal enviados por Ledesma al contacto “Amore mio”, tal como la tenía agendada a Carranza, decían: “Quiero verte, quiero ver las nenas, las extraño”, a lo que Johana le contesta “Ahora no quiero volver con vos”. Luego de esto Ledesma le envía otro diciendo: “Haceme caso, hay dos bebés, las podemos salvar, y a nuestro matrimonio también”. Seguidamente hay pedidos de Ledesma para ir hasta la casa, a lo que Carranza le responde con una seguidilla de negativas. “Te digo que no, no vengas Juan, no”.

“Dejate de andar haciendo porquerías, fijate quien es tu familia de verdad, vos como semejante puta le das bola y este te quiere coger y nada más”, dice uno de los últimos mensajes enviados por Ledesma leído por Lomabardi durante su alegato.

El fiscal también señaló que Ledesma mintió durante su descargo sobre que Carranza lo habría recibido con un beso, y que toda su intención estaba clara desde el momento que se vino desde Basavilbaso con el cuchillo que finalmente fue confirmado como arma homicida.

Detalló la sucesión de los crímenes, donde el primero en morir fue Carlos Peralta, la pareja de Johana Carranza, que según los peritos recibió puñaladas profundas y mortales que le dejaron una sobrevida de entre uno y dos segundos, pues la hoja del cuchillo ingresó por completo en el cuerpo produciendo un corte de cuatro centímetros en el corazón.

Luego habría apuñalado a Johana Carranza quien se habría agachado en algún momento tratando de socorrer a Peralta. Finalmente Ledesma habría acabado con la vida de las niñas Luisana, de 5 años, y Candela de 7, quienes se habrían desangrado por los cortes en el cuello.

También hizo referencia a los testimonios que afirman que Ledesma había repetido que Johana sería “de él o de nadie”. Descartó la posibilidad de una emoción violenta como argumentación para mitigar la pena aduciendo los resultados de las pericias psicológicas, como así también remarcó el estado mental normal de Ledesma, sin ningún tipo de antecedente de alteraciones mentales ni bajo efectos de ningún tipo de droga.

“No hay ningún tipo de causa para la inimputabilidad del acusado, no aceptó la separación y por eso la mató”, señaló el Dr. Lombardi para repetir finalmente que pedía la pena de prisión perpetua para Ledesma, y la prisión preventiva hasta tanto el fallo quedara firme ante el peligro de una fuga o el riesgo que su libertad podría suponer para testigos y familiares de las víctimas.

 

La defensa

Mario Arcusin es el abogado encargado de la defensa técnica de Juan Pablo Ledesma. Su alegato duró cerca de media hora y no fue muy profundo en sus argumentaciones, limitándose a buscar algunas contradicciones en la presentación hecha por el fiscal.

Pidió la absolución de Ledesma por el caso de duda, o la aplicación del principio de la emoción violenta como atenuante de los delitos por los que se lo acusa.

A lo largo de su exposición, Arcusin remarcó su negativa al pedido de prisión perpetua para su defendido tomando como base la edad de Ledesma y la posibilidad de pasar 40 años en prisión, “lo que equivaldría a otra forma de la pena de muerte, una absoluta imposibilidad de reinserción social de una persona de 75 u 80 años. Entiendo que no está probada la autoría de los hechos que se le imputan”, señaló el abogado defensor.

De igual manera acordó con el fiscal el mantenimiento de la prisión preventiva para Ledesma, pero en su caso por motivos diferentes a los esgrimidos por Lombardi, Arcusin la solicita para resguardar la seguridad de Ledesma.

Al finalizar su presentación, el defensor solicitó también, el regreso de Ledesma a la Unidad Penal de la ciudad de Gualeguay, ya que, según el mismo Ledesma le habría dicho, en la UP4 uruguayense, corre riesgo su vida.

El tribunal dio lugar a este pedido, y solo remarcaron que, sin importar el lugar donde esté alojado, el próximo miércoles Ledesma deberá estar presente para escuchar el veredicto del tribunal.

Ante la posibilidad que el tribunal le dio al acusado para que pudiera hablar si así lo deseaba, Ledesma desestimó la oportunidad luego de consultar con su abogado.

Finalmente Ledesma se puso de pie y casi instintivamente puso las manos atrás de su espalda mientras hablaba con su abogado, para que un policía le colocara nuevamente las esposas para ser trasladado nuevamente a la cárcel.

El miércoles 21 de febrero, a las 12, se conocerá finalmente el veredicto del tribunal, y el miércoles siguiente, se dará a conocer el texto completo del fallo.